Couleur de peau: Miel.

Image

Couleur de peau: Miel se basa en una novela gráfica publicada en Bélgica en dos tomos y editado en nuestro país para que lo formen sólo uno y compuesto por unas casi trescientas páginas. En 2012 se estrenó la adaptación de dicho cómic en un documental biográfico.

 Jung, un importante realizador de cómics, es ahora quien nos cuenta su propia historia. Que sea él mismo quien relate la historia de su adopción ya nos avisa de la cercanía con la que será expuesta su historia y nos hace conocedores de la veracidad con la que veremos plasmados en el documental todos sus sentimientos: la historia es narrada con un profundo realismo y dotado de una indudable sensibilidad y ternura.

 

 Durante la guerra de Corea, muchos niños asiáticos fueron dispersados por alrededor del mundo, adoptados por diferentes familias. Jung, concretamente, fue adoptado por una familia belga y, a partir de esto nos cuenta su historia: todas las sensaciones que se le produjeron al tener que adaptarse a una nueva familia, el desarrollo de la infancia y la curiosidad que le provocaba ser diferente a sus hermanos.

 Parece que adoptar a un niño coreano en esta etapa era casi como una moda, un ”capricho” que algunas familias tenían. En ocasiones, Jung era tratado como una pieza distinta a la familia, destacamos en el film algunos detalles, como el trato de la abuela, que en ocasiones se olvidaba de el nombre de nuestro protagonista. Y, esto, aunque fuera un gesto inocente por parte de ella ya creaba en Jung una sensación de rechazo y le recordaba de dónde provenía realmente.

 El documental utiliza la animación para relatar la historia de Jung y su experiencia dentro de su nueva familia. Además, combina vídeos antiguos y vídeos en los que aparece Jung en la actualidad, apareciendo él como narrador directo y acercándonos más a su propia experiencia.

 La historia nos enseña una parte de la adopción que, a veces no tenemos presente, la sensación de un abandono: sentir que nadie te quiere. Gracias a la cercanía con la que se relatan sus vivencias, sabemos cómo se siente Jung y vemos cómo en su infancia juega a imaginar qué pasó con sus padres y no a culparles, sino a buscarles excusas.

 Una vez Jung se desarrolla en la adolescencia, ya no le es suficiente con imaginar la situación de su verdadera familia. Aunque en palabras de Jung ”la adopción es una segunda oportunidad, es un nacer por segunda vez” la inquietud de conocer el paradero de su verdadera familia y encontrar sus raíces nacen como una necesidad para averiguar su propia identidad. Esto es, sin duda, la parte más conmovedora y dura del film.

 Fue galardonada en el Festival de cine de Animación de Annecy (el más importante de Francia en este género) y también premiada en el Festival de Gijón. No es una obra maestra, pero, es una historia relatada con sencillez que te acerca a un tema como la adopción de una manera muy simpática, agradable y entrañable. Recomiendo que si tenéis 75 minutos libres, lo veáis, no se hace pesado, y te saca alguna que otra sonrisa.

 Image

 

 

Anuncios

Publicado el junio 17, 2013 en Críticas Cine. Añade a favoritos el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: