Gatsby… ¿Qué Gatsby?

Image

El Gran Gatsby es una novela de Scott Fitzgerald publicada en 1925 pero que pasó desapercibida hasta llegar a los años 50 en los que ya empezó a popularizarse. Esta novela ha sido adaptada al cine en varias ocasiones, antes de la última versión que encontramos y de la que hablaremos a continuación.

El primer cineasta en llevar la novela a la gran pantalla fue Herbet Brenon aunque de esta cinta tan sólo se conservan algunas escenas sueltas. En 1949 nace un nuevo Gatsby con Elliot Nugent al mando, pero será en 1974 donde encontramos la que se considera la película original en manos de Jack Clayton con Robert Redford y Mia Farrow. Posteriormente se hizo una adaptación para televisión en 2001.

La novela El Gran Gatbsy hace un retrato de las clases sociales de aquel entonces, y el tema principal se centra en la búsqueda de un ideal, el de Jay Gatsby que quiere recuperar el pasado. Y, en concreto, una situación del pasado, a Daisy.

Luhrmann rompe con todos los esquemas que la novela pretende retratar, no pretende recrear un clásico de la literatura, quiere modernizarlo, y sí, lo consigue, pero siempre habrá personas a las que no les convencerá nada este proyecto.

Podemos ver la película desde dos diferentes perspectivas de espectador. El primer espectador espera ver la recreación de la novela y, por lo tanto, se disgustará ya que no encontrará lo que busca. Y luego nos encontramos ante el otro espectador, que sabe que la película está basada en una novela pero, acepta el producto como una manera de reinventar la historia.

Si elegimos la primera postura, seguramente nos defraudará, no encontraremos aquello que Scott Fitzgerald pretendía en la novela y no dejaremos de ver errores. Pero, si en cambio, vemos la película de una manera más abierta y no nos limitamos a valorar la adaptación de la novela, nos encontraremos ante un film bastante disfrutable. Es un producto llamativo que capta la atención de los espectadores, no llegas a profundizar con la historia pero tampoco sales de ella, atrae. Quizás yo me he quedado un poco en medio, entré en el cine sabiendo que la esencia de la película no iba a ser la misma que la de la novela, pero tampoco me irritó lo que vi.

Lo que está claro es que, a parte de todos los fuegos artificiales que se montan alrededor de la película, las luces y la potente música, hemos de quedarnos con la gran interpretación de Leonardo Di Caprio, es imposible imaginar a nadie más como Gatsby, está hecho a su medida. En cuanto a Mulligan, el papel también le viene genial, su interpretación no tiene desperdicio pero no está a la altura de Di Caprio.

Bueno, juzgad vosotros mismos, dejaros llevar por el Gatsby de Luhrmann, algo alejado de la pretensión de la novela de Fitzgerald, pero que cumple con creces los objetivos con los que debía contar Luhrmann: innovar la historia de Jay Gatsby.

Anuncios

Publicado el junio 3, 2013 en Críticas Cine y etiquetado en , , . Guarda el enlace permanente. 1 comentario.

  1. Aunque he leído la novela y he visto la película protagonzada por Robert Redford varias veces en ninguna de los dos casos ha conseguido engancharme la historia ,sin embargo me estoy plantando ver esta nueva versión,ante esta crítica de que es una versión mas innovadora.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: